¿Necesitas saber de tarifas gas natural? Nosotros en nuestra empresa, somos expertos altamente cualificados para asesorarte lo mejor posible.


Rellena el formulario y te sorprenderás

Ten a mano tus facturas de consumo

Adjunta tu factura


¿Te acabas de mudar a una nueva casa o deseas cambiar la tarifa de gas natural de ella? ¿No sabes cómo se hace este proceso? Estás en el lugar adecuado, porque nosotros te facilitamos el proceso y te orientamos según sea tu presupuesto.

Es posible que tu estructura familiar y condiciones socio económicas no sean las mismas y ahora necesitas ajustar la tarifa del servicio de gas natural que tengas contratado en la actualidad.

Lo anteriormente citado resulta muy común, pero la buena noticia es que el asunto de cambio de tarifa a otra más favorable para ti, resulta bastante sencillo de realizar. Solo tienes que seguir nuestros consejos para lograr tu objetivo.

Y es que este es uno de los principales servicios con los que debe contar toda vivienda ya que el gas natural es el principal elemento para el buen funcionamiento del agua caliente, cocina y calefacción.

En importante que tengas en cuenta el buscar siempre la mejor calidad de servicio de gas natural que se adapte a tus necesidades y a la de las personas que viven contigo.

En el caso de que ninguna opción te resulte convincente, puedes establecer una comparación para identificar los pros y los contras; de esta forma, harás una mejor elección.


¿Cómo cambiar de tarifa de gas natural?

Hacer el cambio de la tarifa que pagas por la prestación del servicio de gas natural es algo bastante sencillo, rápido y efectivo. Sin embargo, debes conocer algunos aspectos importantes al respecto.

Antes de hacer el cambio, es necesario que indagues y compares las opciones que están disponibles en el mercado para que te inclines por aquella que cumple con las prestaciones que necesitas.

A la hora de hacer la respectiva comparación tendrías que conocer si como usuario registras un consumo bajo, medio o alto, dependiendo del uso que se le proporciona a este servicio tan importante. Para ello existen diversos sistemas en la web.

Una de las grandes ventajas que tiene hacer el cambio de la tarifa de gas natural es que es un procedimiento que no tiene costo alguno y que el usuario puede solicitarlo en cualquier momento.

Ahora bien, si el usuario ya posee un contrato de permanencia y necesita cambiar la tarifa debe pagar un monto específico que corresponde a una penalización aplicada por la empresa.

La modificación de la tarifa correspondiente al suministro de gas natural de una vivienda puede hacerse dentro de la misma empresa que se tiene contratada. También se puede solicitar la contratación de otra compañía que preste el mismo servicio.

Este procedimiento se lleva a cabo poniéndose en contacto con la empresa contratada o se desea contratar. Para ello, debes dirigirte a sus oficinas y manifestar que quieres solicitar el cambio de la respectiva tarifa.

En caso de que no desees o no puedas trasladarte hasta allí, tienes la opción de hacer la solicitud por vía telefónica o a través del correo electrónico.


Requisitos para cambiar de tarifa de gas

El trámite para hacer el cambio de la tarifa de gas natural que se tiene contratada es bastante práctico y sencillo.

Para ello, solo se requiere tener a la mano la factura anterior, en la que aparecen algunos datos importantes sobre el comportamiento del usuario, tales como: el Código Universal del Punto de Suministro (CUPS), el consumo promedio del servicio, la tarifa contratada, entre otros.

También, es necesario contar con los documentos de identificación del titular del contrato del suministro de gas natural, así como el número de la cuenta bancaria a la que sre afiliará el servicio.

Una vez que tienes todos estos datos procede de inmediato a realizar la solicitud. Al culminar, la empresa comenzará a tramitar los cambios que sean necesarios para hacer efectiva la aplicación relacionada a las nuevas condiciones.

El lapso aproximado en el que comienza a regir la nueva tarifa del servicio de gas natural es de unos 15 a 20 días hábiles, debido a que el tiempo de facturación anterior  debe culminar, esto podrá ser notificado por correo electrónico o en persona.

Razones por las que cambiar de tarifa de gas natural


El cambio de la tarifa de gas natural puede llevarse a cabo por diversas razones, tanto de índole personal como operativo dentro de la vivienda o recinto, entre las que destacan:

Cambios de estructura en la familia

Los cambios en la estructura familiar o en la cantidad de personas que viven en la casa es uno de los motivos más comunes por los que se solicita el cambio de la tarifa del gas.

Por ejemplo, en caso de que los hijos se vayan de casa o muera alguna de las personas los patrones de consumo de gas natural varían, por lo que suele solicitarse una tarifa reducida. Ahora bien, si llega alguien a vivir en casa es posible que se requiera un aumento de ella.

Modificaciones en el estilo de vida

Si las personas que viven en la misma casa cambian de horarios de trabajo, por lo que pasan poco tiempo en ella, es necesario hacer una modificación de la tarifa del gas natural, pues el consumo de éste disminuye notablemente al no cocinar allí con la frecuencia de antes.

Cambios de hábitos

En caso de que los ciudadanos decidan adoptar nuevos hábitos de consumo del gas natural en casa, pueden pedir el cambio de la tarifa correspondiente a este servicio, lo que se traducirá posteriormente en un ahorro de dinero que es bastante representativo a lo largo de un año completo.

Tipos de Tarifas

Las tarifas que los consumidores pagan por la prestación del servicio de gas natural dependen directamente de los patrones de consumo que éstos registran al año. Tanto así, que la tarifa de acceso es diferente según el gasto que se haya hecho durante un año.

Entre las tarifas de acceso que ofrecen las diversas compañías en España clasificamos las siguientes:

Domésticos

En este grupo se encuentran las tarifas 3.1, que registran un consumo anual menor a los 5.000 kWh; y 3.2, cuyo consumo oscila entre los 5.000 kWh y 50.000 kWh al año.

Este es el tipo de tarifa que suelen contratar los consumidores para viviendas de bajo y medio consumo.

Empresas

Esta es la tarifa identificada como 3.3. En ella se encuentran todos los usuarios que tienen un gasto de gas natural desde 50.000 kWh hasta 100.000 kWh. También se encuentra la tarifa 3.4, cuyos consumos superan los 100.000 kWh.

Por lo general, son las compañías las que solicitan la contratación de este tipo de tarifas para poder funcionar adecuadamente.

Esto demuestra que los usuarios son clasificados por las empresas dependiendo de la cantidad de gas natural que pueden consumir al año.

En ese sentido, las viviendas se encuentran entre el primer grupo, donde se estima el uso de calefacción, cocina y agua caliente, mientras que las empresas son las del segundo lote.

Precio del gas natural

El suministro de gas natural del país está dividido en dos grandes mercados: el libre y el regulado; es decir, las instituciones del gobierno y las empresas privadas que ofrecen el servicio.

En ese sentido, el precio y las prestaciones del contrato de gas natural varía de una compañía a otra, por lo que depende del consumidor la elección que haga de ellas.

No obstante, podemos estimar que la tarifa 3.1 presenta un  precio de 128,67 euros aproximadamente; la 3.2 puede llegar a 295,72 euros; mientras que la 3.3 y la 3.4 tienen un costo de unos 591,48 euros cada una.

¿Cuál es la compañía de gas más barata?

La compañía de gas natural más barata que encuentras en el mercado gasífero actual es aquella que más se adapta a tus necesidades de consumo, así como la de tus familiares.

Y es que todo depende precisamente de los hábitos que todos tengan en lo que a uso de la cocina, la calefacción y el agua caliente se refiere. Por tanto, si quieres encontrar una empresa de gas natural barata debes conocer muy bien tu consumo anual y contratar la que te ofrece una mejor oferta al respecto.

Cosas a tener en cuenta para contratar la compañía de gas más barata

Como te indicamos previamente, a la hora de contratar una compañía de gas debes tener en consideración algunos aspectos como:

  • La cantidad de gas doméstico que consumes al año. Esto lo encuentras reflejado en los recibos y facturas que has pagado por el servicio anteriormente.
  • El uso que le darás al gas doméstico: si es para cocina, para aclimatar, para calentar agua potable o una combinación de varias de ellas. De esto depende mucho la tarifa que pagas por el servicio.
  • Los hábitos de consumo de gas natural que tienes tú y las personas que viven contigo.
  • El mecanismo por el cual se suministra el gas al recinto o vivienda.

¿Qué es el gas natural?

El gas natural se refiere específicamente a un tipo de combustible que es el que registra mayor uso en España.

Se trata de la composición de algunos gases provenientes del proceso de licuado del petróleo, compuesto por una combinación de metano o CH4 (que equivale al 70% de ellos) con otros gases.

¿Cuáles son los tipos de gas natural?

En el mundo existen varios tipos de gas que suelen utilizarse para el uso doméstico son: el gas natural, el propano y el butano.

El gas natural ya lo definimos previamente. Ahora vamos a definir los otros dos:

Gas Propano

Este es un tipo de gas que se obtiene durante los procesos de refinación del crudo, así como de la creación del gas natural (el cual posee un 5% de propano aproximadamente).

En este tipo de gas posee ocho átomos de hidrógeno y tres átomos de carbono por cada molécula de propano o C3H8. Tiene la propiedad de que puede ser almacenado en forma líquida en tanques de diversos tamaños, incluyendo aquellos que se utilizan en el camping para cocinar.

Suele ser utilizado como fuente principal de energía en las casas rurales del país, las cuales no tienen acceso fácil a los ductos del gas natural.

Gracias a sus propiedades físicas y químicas este tipo de gas se encuentra en tres formas:

  • Gas propano a granel Se trata del gas que se vacía en una cisterna para el suministro del servicio en edificios residenciales o comerciales.
  • Gas propano envasado Es el tipo de gas que se usa para un consumo bajo, tomando en consideración que se encuentra en botellas tanto de 11 kilogramos como de 35 kilogramos.
  • Gas propano canalizado Se trata del gas cuya conexión se lleva a cabo a través de un depósito central en el GPL.
  • Gas Butano El gas butano se refiere a otro tipo de combustible de uso doméstico, cuya composición es de 10 átomos de hidrógeno y cuatro átomos de carbono, por lo que se identifica a escala química como C4H10.

Se trata específicamente de uno de los gases más inflamables que existen en el mundo. Tal como ocurre con el gas natural es incolora e inodora . Suele ser utilizado para el adecuado funcionamiento de las estufas domésticas portátiles.

¿Cómo y dónde se encuentra el gas natural?

El gas natural se obtiene del proceso de degradación de las materias orgánicas. Se origina en diversas reservas de origen subterráneo en los alrededores de los depósitos petroleros.

Por lo general, el propano se suministra a los consumidores en estado gaseoso a través de una red de gaseoductos. No obstante, también se encuentra licuado, el cual se conoce como GNL.

En su estado original, el gas natural no posee ni color ni olor. Es bastante inflamable, por lo que es el más común para uso doméstico.

Contratar el servicio de suministro del gas natural para una vivienda o cualquier otro recinto es un proceso bastante sencillo.

Cuando se trata de un nuevo contrato se requiere una serie de requisitos específicos, mientras que a la hora de cambiar la tarifa los pasos resultan mucho más fáciles.

Debes tener en consideración que el gas natural es una de las mejores opciones para contratar, tomando en cuenta que la mayoría de las viviendas y sectores residenciales cuentan con un sistema de suministro bastante efectivo.