Para cambiar de compañia eléctrica acude a nuestra empresa y resolveremos todo lo necesario con total facilidad gracias a nuestros empleados cualificados.


Rellena el formulario y te sorprenderás

Ten a mano tus facturas de consumo

Adjunta tu factura

 

El tema de las compañías eléctricas y las tarifas de luz es algo que se hace importante a medida que las personas se vuelven independientes.

Es en este momento en el que finalmente uno se da cuenta de lo que se puede gastar o ahorrar en luz.

No es un tema que se deba pasar de largo, pues muchas veces, sin saberlo, estamos pagando precios elevados. Esto se soluciona de una manera muy fácil.

Solamente hay que tener un poco de conocimiento en el tema y proponerse a cambiar la tarifa de luz.

Es por eso que decidimos dejarte toda la información al respecto, desde los precios de la tarifa de luz, cómo cambiarla, cuál es la tarifa más conveniente y todas las demás preguntas que puedas tener respecto al tema.

Si quieres saber más de este tema, sigue leyendo nuestro post.

Cómo cambiar de compañía eléctrica

Primero, tienes que saber que existen dos maneras de cambiar de tarifa de luz. La primera, es contratando a una nueva compañía o empresa de luz. La segunda, es sin cambiar de compañía de luz y simplemente cambiando la tarifa.

Las dos opciones son relativamente fáciles y no deberían tomarte mucho tiempo. Si deseas cambiar la tarifa sin cambiar de compañía, basta con hacer una llamada a la empresa y solicitar un cambio.

Todas las empresas cuentan con números a los que puedes llamar gratuitamente para pedir información, así que aprovecha esto.

Ahora bien, si lo que quieres es cambiarte de compañía de luz y no sabes cuál elegir, existen empresas que se encargan de hacer estos cambios. Nosotros somos una de esas empresas.

Incluso, si así lo deseas, nos puedes enviar tu factura para ayudarte a comparar precios.

En conclusión, cambiar de tarifa de luz es algo fácil. Lo mejor es que para hacerlo todo aún más fácil, hay muchas empresas que se dedican a hacer todo esto por ti.

Recuerda que nosotros somos una de esas empresas, te podemos ayudar con tu cambio de tarifa y ayudarte a conseguir la mejor para ti.


Precio por cambiar de compañía eléctrica

Si deseas cambiar tu tarifa de luz y no sabes cuánto cuesta hacerlo, es bueno que tengas en cuenta estos datos. La compañía que se encarga de comercializar la luz no te cobrará nada por hacer un cambio de tarifa. Es decir, es completamente gratis.

Habiendo dicho eso, la distribuidora sí que cobra por hacer esta gestión. Esto depende de la zona y es un precio regulado por el gobierno, de unos 9 euros más el IVA. Es un precio muy bajo y se verá reflejado en tu factura de luz del próximo mes.

Así que, si temías que cambiar de tarifa de luz sería caro o difícil, estás equivocado. Es un proceso para nada complicado que no requiere de ningún gasto extra.

Todo esto proceso lo puedes facilitar con la ayuda de una empresa encargada de hacer todo este papeleo y gastos por ti. Sabemos que el precio por cambiar la tarifa de luz es algo muy bajo, pero muy pocas personas saben que esto se cobra.

Incluso algunos, pueden sorprenderse al ver el monto en la factura del próximo mes.

Ahora que sabes esta información, puedes estar preparado y seguro. Además, estás completamente al tanto hacía donde va tu dinero.


¿Puedo comparar tarifas eléctricas?

Sí, si se pueden comparar tarifas eléctricas. De hecho, nosotros somos una empresa en la que nos encargamos de eso.

Realizar una comparación de las tarifas eléctricas es sumamente importante si deseas cambiar de tarifa de luz.

De esta manera, puedes conseguir el precio que más se adapte a ti y a tu consumo eléctrico. Nosotros recomendamos al 100% hacer una comparación antes de hacer cualquier cambio respecto a este tema, ya que, si no se hace, pueden ocurrir errores.

Uno de esos posibles errores sería que, al cambiar de tarifa, termines gastando más que antes. La idea aquí es ahorrar y no gastar plata de más. Si quieres comparar tarifas, nosotros te ofrecemos este servicio de la manera más transparente posible.

Para hacer esta comparación tomamos en cuenta distintos factores. Desde la potencia contratada (kW) que tienes a la que necesitas (la cual no suele ser la misma), al consumo energético mensual (kWh).

Tener un conocimiento de estas dos cosas nos permite hacer una comparación excelente para que consigas siempre el mejor precio del mercado y el que más se adapte a ti.


¿Qué tarifa es la que más me conviene?

Para conseguir la tarifa que más te convenga, es necesario hacer una exhaustiva comparación de precios. Recuerda que nosotros podemos hacer esto por ti.

Al final, lo que más te conviene no será lo mismo que a todas las personas.

Lo mejor es conseguir una tarifa que se adapte no sólo a tu presupuesto, sino también a tu consumo eléctrico.

Debes saber que las tarifas serán distintas si tu consumo es mayor durante el día que durante la noche.

De hecho, el 84% de las personas les conviene mejor una tarifa que tenga discriminación horaria. Pero, obviamente, al 16% restante no.

Lo que tienes que saber es en qué lado del espectro estás.

Si consumes más de noche, pues elige una tarifa que se adapte a eso. Si consumes más luz de día, elige una tarifa ideal para eso.

También depende de cuántos electrodomésticos y aparatos eléctricos tengas en casa.

Si los usas mucho y al mismo tiempo, esto tendrá un costo más alto en tu tarifa. En cambio, si casi no los usas, quizás debas considerar hacer un cambio de potencia contratada (kW) a una más baja.


Documentos que necesito para cambiar de compañía eléctrica

La verdad es que no se necesita un gran papeleo para cambiar de compañía eléctrica. Sólo con unos cuantos documentos básicos es más que suficiente. A continuación, te dejamos una lista de los requisitos para poder hacer el cambio.

● Factura de luz antigua: Debes tener a mano una factura de luz antigua, puede ser del mes anterior o incluso más vieja. Esto hace que el proceso sea mucho más fácil, además que con una factura puedes hacer comparaciones.
● Potencia suscrita.
● Documento de identidad: Debes tener tu documento de identidad o mejor conocido como DNI. Esto es para recolectar tu nombre y verificar tu identidad.
● Dirección de la vivienda: Dar la dirección exacta y sin errores es sumamente importante para el cambio de compañía eléctrica.
● CUPS (Si vives en España): Debes tener el Código Universal del Punto de Suministro, un número único que se le asigna a cada vivienda. Este número sirve para poder realizar cualquier trámite que tenga que ver con el gas o la electricidad.
● Cuenta bancaria con IBAN.

Como puedes ver, son documentos básicos los que se necesitan al momento de cambiar de compañía eléctrica. Aun así, si tienes inseguro, puedes contratar a una empresa para que te ayuden con el cambio.


¿Cuándo tendré activa la nueva tarifa de luz?

Una vez que hayas realizado el cambio, seguramente lo que más esperas es tener activa tu nueva tarifa. Esto no debería tomar mucho tiempo, ya para el siguiente mes debería estar activa.

Esto significa que, una vez tu factura antigua haya terminado, el mes siguiente se te cobrará la tarifa nueva. La espera puede ser larga o corta dependiendo del día en el que hiciste el trámite.

Nosotros recomendamos hacerlo en una fecha estratégica para que la espera no sea mucha, como al final del mes o en la mitad, por ejemplo. Es decir, este es un proceso corto que no requiere de una larga espera.

Sabemos que muchas personas se frenan al pensar que esto tardará mucho tiempo, incluso meses, pero la realidad es que no es así. Tu tarifa nueva de luz estará activa lo más rápido posible.

De esta manera, puedes disfrutar de tus ahorros en dinero gracias a elegir una tarifa buena para ti en un tiempo muy rápido.

Te recomendamos a que te animes a hacer un cambio en tarifa de luz, pues son muchas las ventajas que puedes obtener con unos simples pasos.

La potencia en kW, el consumo en kWh (tipos de potencia)

Seguramente habrás notado esto al revisar tu factura de la luz, y probablemente no sepas muy bien qué significa cada uno. El término kW hace referencia a Kilovatio, mientras que el término kWh significa Kilovatio por hora.

También se conoce como potencia (kW) o energía (kWh). Para explicarlo en términos más sencillos, el kW es la potencia que tienes contratada. Es decir, su costo será siempre el mismo cada mes.

En cambio, el kWh hace referencia a la energía usada cada mes. Es decir, mientras más kWh consumas, más caro será la factura.

Es aquí en donde entran los cambios de costo, que pueden ser más altos o más bajos dependiendo de nuestro consumo. Así mismo, debes saber que la potencia contratada (kW) no será igual para todo el mundo, pues no todos tenemos el mismo patrón de consumo.

Para tener una buena tarifa en la que se ahorre dinero, hay que tener una buena relación entre kW y kWh. Esto quiere decir, hacer una decisión consciente entre cuanta energía realmente necesitamos, y cuanta energía realmente consumimos.

Mientras que existe un equilibrio entre potencia y energía consumida, habrá un ahorro significativo en la factura de la luz.


El precio del kWh

Es bueno que sepas que el precio del kWh viene definido por el costo de la energía sumado al costo de la tarifa de acceso que, a su vez, es regulada por el Gobierno (en el caso de España).

El precio medio suele ser de 0,107 euros. Esto se calcula al multiplicar los kWh consumidos por este número. El resultado será el precio de la factura, más la potencia contratada (kW).

Por ejemplo, si en un mes consumes 190 kWh, tendrás que multiplicar 190 por 0,107 que es el precio del kWh. El resultado es de unos 20,33 euros.

A su vez, tienes que tener en cuenta que el precio del kWh varía dependiendo de la compañía. Sin embargo, los precios no son muy distantes de los otros. Una compañía puede ofrecer 0,111 euros su precio de la luz, que como podemos ver, no es mucha diferencia de 0,107 euros.

Debes recordar que, además, hay precios regulados por el gobierno (mercado regulado) y precios libres (mercado libre). En la segunda alternativa, los precios son discutidos y definidos por el cliente y la empresa.

En la primera, los precios están expuestos y simplemente tienes que elegir el que te parezca mejor.

Las mejores tarifas de luz

Las mejores tarifas de luz son aquellas que se adaptan a tu consumo. Por ejemplo, si consumes más energía de noche, entonces te conviene contratar a una tarifa con huso horario. De esta manera, puedes ahorrar más dinero.

Si consumes más energía durante el día, lo mejor será una tarifa que no tome en cuenta el horario, porque así no tendrás gastos de más. Así mismo, tener en cuenta el kW (potencia) es algo muy importante.

Si contratas un kW menor o más alto que la potencia que necesitas, esto te traerá problemas. No solamente en términos de dinero, sino en cuestiones eléctricas en tu hogar.

Si no cuentas con la potencia necesaria para hacer lo que quieras en tu casa, no podrás encender varios dispositivos al mismo tiempo.

Tener un buen consumo energético, es decir, de kilovoltio por hora (kWh) es también importante. Si tienes algún dispositivo encendido y no lo estás usando, puedes apagarlo. Por ejemplo, si tienes un bombillo encendido durante el día, lo mejor es apagarlo.

Pequeños cambios como estos pueden tener un gran impacto en tu factura del mes.


Cambio de potencia o tarifa eléctrica: ¿Qué debo tener en cuenta?

Si deseas cambiar de potencia (kW) en tu tarifa eléctrica, debes empezar por lo más básico. Esto es conocer qué potencia tienes en primer lugar. Para conocer esto, lo puedes conseguir en tu factura, y ahí debería aparecer la potencia contratada.

El grado máximo de potencia (kW) que puedes contratar es de 9,9. Recuerda que esto tiene un precio que es regulado por el gobierno y se hace anualmente. Además, hacer un cambio de potencia tiene un costo. Ya sea para bajarlo o subirlo.

Otra cosa muy importante a tener en cuenta es que sólo puedes bajar o subir de potencia una o dos veces al año. Es decir, hay un límite de las veces que puedes cambiar los kW. Recuerdo esto siempre, pues debes elegir muy sabiamente qué grado de potencia realmente necesitas antes de hacer el cambio.

Esta es una decisión claramente difícil, y es por eso que recomendamos que busques asesoría profesional. Una empresa te puede ayudar a elegir el cambio de potencia que necesitas (si es que necesitas uno).

En la mayoría de los casos, las personas tienen una potencia contratada más alta de la que realmente necesitan.

¿Cómo cambio de tarifa de luz sin cambiar de compañía?

Si lo que quieres es simplemente cambiar de tarifa de luz sin cambiar de compañía, tienes que ponerte en contacto con dicha compañía y hacerles saber tu problema. La mayoría de las empresas ofrecen distintas tarifas con distintos precios y tipos de potencia (kW).

No solamente eso, sino que hay tarifas que toman en cuenta el horario del día. Así que, para cambiar la tarifa sólo debes hacer una llamada y la compañía se encargará del resto. También hay compañías que hacen el proceso más fácil, en las que puedes cambiar la tarifa a través de su página web.

Todo depende de la compañía, pero en general, todas están dispuestas a ayudarte y escucharte para elegir una tarifa nueva. No tengas miedo de contactarte con ellos. Recuerda que tú eres el cliente y eres lo que más importa dentro de la agencia.

Algunos motivos para cambiar la tarifa de luz

El motivo principal para cambiar la tarifa de la luz suele ser el posible ahorro de dinero. Esta idea es muy atractiva para muchas personas, ya que ahorra un poco de dinero cada mes no viene nada mal.

O también, puede ser que la dinámica del hogar haya cambiado. Quizás ya no vivan tantas personas en un mismo lugar y el consumo sea mucho más reducido, una razón por la cual sería bueno cambiar tu tarifa de luz.

Otro motivo puede ser que, a diferencia de la mayoría, tu consumo de energía mayor sea durante el día. Si este es tu caso, querrás evitar las tarifas que toman en cuenta los horarios, así no pagarás dinero extra y podrás ahorrarte unos cuantos euros al mes.

Incluso, hay personas que deciden cambiar la tarifa de luz porque están intentando hacer un consumo de energía más consciente. Es decir, usar la energía que realmente se necesita. Esto es bueno para el ambiente y para tu billetera.

Conoce tu Factura energética

Conocer y entender a fondo tu factura energética es crucial. Quizás no muchas personas se tomen el tiempo de hacer esta simple tarea, pero una vez que descubras lo que realmente ves en tu factura, entenderás por qué se tiene que hacer.

Esto lo que vas a ver en tu factura, te lo explicamos paso a paso con una breve descripción.

● Potencia contratada: Como explicamos antes, esta es la potencia que tiene tu tarifa. Este precio siempre será el mismo. Recuerda que esto se puede cambiar solamente una vez al año. Se conoce como kW
● Energía consumida: Esta es la cantidad de energía que consumiste en ese período de tiempo. Se conoce como kWh. Es decir, es kilovoltio por hora. Recuerda que, mientras más consumo, más cara la factura y viceversa.
● Impuesto de electricidad: Se trata de un impuesto que se debe pagar mensualmente.
● Impuesto aplicado: Se trata de otro impuesto, esta vez de un IVA. El porcentaje de este impuesto puede variar dependiendo de la zona.

¿Qué necesito para comparar?

Para comparar las distintas tarifas y averiguar cuál es la mejor para ti en términos de ahorro, lo mejor es contratar a una empresa que se encargue de eso. En este caso, nosotros ofrecemos ese servicio.

Además, nos encargamos de cambiarte de compañía de luz de una manera rápida y eficiente. Para comparar, déjanos todo a nosotros y la empresa se dará a la tarea de hacerte saber cuáles son las mejores opciones.

Para eso, tomamos en cuenta distintos factores, como cuál es tu potencia contratada actual (kW) y cuál es tu consumo de energía mensual (kWh).

A partir de ahí, nos damos a la tarea de hacer estudios dentro de la vivienda para saber, por ejemplo, cuántos electrodomésticos hay en la casa.

En fin, se toman en cuenta muchos factores, y después de eso, te damos los resultados para que veas qué te conviene más.

¿Qué es el déficit de tarifa?

Esto es algo que se viene implementando desde el año 2000. Se trata de un déficit el cual muestra la diferencia entre el monto total recaudado a través de los peajes (lo explicaremos más adelante) y los precios reales que se asocian a esas tarifas.

Esto surge por la problemática de tener precios libres y regulados al mismo tiempo. Algunos países solucionan esto al eliminar los precios regulados y simplemente dejarse llevar por la oferta y la demanda.

Sin embargo, este no es el caso de España, en el que los déficits parecen estar presentes en numerosos años.

¿Qué son los peajes?

Primero que nada, sabes saber que esto no es un impuesto. En la factura, lo puedes ver como parte del 41% de lo que estás pagando. Estos precios son fijados por el Ministerio y se deben pagar sí o sí.

También se les suele conocer como tarifas de acceso. Ahora puedes conocer correctamente en qué se van los euros en tu factura de la luz. Existe un organismo que regula toda esta ganancia y la distribuya. El impuesto, en cambio, forma apenas un 21% de la factura.

Esperamos que te haya sido de utilidad este artículo. Para cualquier otra información puedes escribirnos y con gusto te atenderemos.